martes, 26 de enero de 2021

Los rivales de los Gallos en el play off

Yuen Socarrás abrirá el miércoles
A la una de la tarde del miércoles Gallos y Vegueros comenzarán la lucha en los play off de la serie 60 en la burbuja del 5 de setiembre en Cienfuegos.

En años anteriores he dado mis vaticinios a partir de los análisis de diferentes variables, la mayoría de ellas relacionadas con el rendimiento de cada equipo y el momento en el que llegan a la postemporada.

Ahora obviaré las siempre necesarias estadísticas porque pienso no serán tan determinantes, más allá de que son conocidas las virtudes del pitcheo rival y las carencias ofensivas que poseen.

Para los pativerdes ese panorama se mantiene. Sin embargo, en el caso de los espirituanos es muy difícil predecir como estará su cuerpo de lanzadores y el bateo.

Y es que quince días en cuarentena, con casi total inactividad deportiva, sin dudas que resultan un serio rival. Según los entendidos y la bibliografía consultada, en semejante situación se necesitan unas diez jornadas para recuperar las capacidades físicas que intervienen en las acciones del beisbol.

De ahí que ese aspecto lo vea como el que pudiera marcar la suerte de los espirituanos, que apenas dispondrán de siete sesiones de trabajo.

Para tratar de compensar la evidente desventaja en el plano físico, los de Eriel se arroparán en la motivación, la cuál anda por el cielo y que es otro factor que influye en el desenlace de un compromiso deportivo, sobre todo cuando es de alto nivel.

Estimo que será una guerra de estrategias, siempre y cuando los Gallos medianamente puedan dar respuestas físicas a las exigencias de Pinar del Río.

Lo anterior significa que cada lanzamiento del pitcheo yayabero habrá que ejecutarlo con la máxima concentración; mientras que en el cajón de bateo el enfoque mental debe estar en correspondencia con la situación de juego.

Imperdonable serán los errores y si estos son de índole mental, pues más lamentable se tornarán.

La estirpe de este grupo de Gallos ha dado sobradas muestras de sobreponerse a imponderables, desechar maleficios y reírse de los vaticinios. Por ello habrá que confiar y darle el margen de la duda, ante las carencias en las preparación con la que asumen la batalla que pudiera erigirlos en Héroes.

Tan enredado veo el duelo que asumo una victoria el miércoles equivaldría a la mitad del camino, aun cuando se sepa que ara alcanzar la semifinal hay que encontrar tres alegrías.

miércoles, 16 de diciembre de 2020

El insomnio del Pre mundial fue reconocido

Esfuerzo que un jurado reconoció. Las pocas horas de sueño y muchas de trabajo; y el convertirme en editor-camarográfo-periodista tuvo recompensa, porque además de la cobertura al Pre mundial sub-23, llegó el reconocimiento en el Concurso Nacional de Periodismo Deportivo González Barros.

La experiencia en Tegucigalpa y Managua sirvió para también estar presente en la Radio durante esos días, aunque en esa categoría el jurado desestimó la propuesta.

Igual satisfacción me produce porque como el resto de los colegas agasajados, nadie trabaja pensando en premios, aunque mantenerse en el podio por tres anos seguidss genera satisfacción y compromiso.

miércoles, 9 de diciembre de 2020

Los 400 dobletes de Cepeda que no son y que serán...

 

Un error en la página www.beisbolcubano.cu, sitio oficial de la serie nacional de la pelota cubano motivó que los 400 dobletes de Frederic Cepeda fueran 399.

Al comenzar la temporada, el estelar jugador necesitaba 13 batazos de dos bases para completar las cuatro centenas y ser el cuarto en la historia en arribar a esa cifra.

Esos trece dobletes están (ver foto), luego de que en el desafío del martes pegara dos y otro el miercoles. Sin embargo, lo que parecía una verdad total, se ha transformado en una pifia muy lamentable porque el sitio oficial tenía un error y no son trece, sino doce, según otros encumbrados estadísticos, que no forman parte de la oficialidad de la competencia. Por tanto, el doblete 400 de Cepeda tendrá que esperar unas horas.

Muy penosos que el sitio oficial tenga pifias de esa magnitud, que desacreditan a la competencia y tira por tierra la buena organización mostrada desde los inicios.
 

lunes, 7 de diciembre de 2020

El Santos ganador de los Gallos

El pitcheo abridor de los Gallos ha encontrado una carta de triunfo: José Eduardo Santos Escalante. 

El derecho del municipio Fomento y residente en el caserío de Quemadito Viejo, es un nuevo rostro en el panorama beisbolero cubano, en el que ya suma récor de 6-2, en la temporada 60.

Desde antes de iniciar el torneo, el joven sabía que iba a ser abridor en el equipo espirituano, y para suerte de todos, ha cumplido con solvencia y ratificado la confianza que Eriel Sánchez le tenía.

“En el sub 23 en un año me ganó tres y en otro cinco, antes de la Serie lo di entre los cinco abridores. Siempre se le vio potencial desde que entró por una captación a la academia con 84-85 millas y llegó a tirar 90, viene en ascenso, es un muchacho serio, callado, pero muy respetuoso, sabe afrontar las situaciones de juego”.

Además del balance positivo, Santos ha registrado cinco salidas consideradas de calidad y los rivales le batean .249, lo cuál es otro aspecto que denota su dominio, teniendo en cuenta la media del campeonato (.297).

Luego de su trabajo en las tres salidas más recientes en los estadios Victoria de Girón, Calixto García y José Antonio Huelga rebajó la efectividad hasta 4.20, que también es mejor que el promedio general de todos los abridores (4.93).

La peor salida de Santos fue el 6 de octubre contra Ciego de Ávila, en el José A. Huelga, donde permitió seis limpias en apenas 0.2 entradas. Si se le resta esa jornada aciaga, el diestro trabajaría para 3.35.

Ese digito se ajusta más a su labor, en la que ha sido consistente, como lo demuestra las presentaciones contra Villa Clara (4.1-2cl), Matanzas (6.2-3cl), Guantánamo (7.0-1cl), Las Tunas (5.0-2cl), Pinar del Río (6.0-1cl), Holguín (5.0-2cl), Camaguey (7.0-0cl) y hasta lo hecho contra Mayabeque (5.0-3cl).

Por debajo de lo que se pide un abridor quedó frente a Industriales (3.2- 3cl), aunque para ser justos, ese partido lo asumió tras estar fuera de pitcheo durante varias jornadas debido a lesiones en la piel (forúnculo).

En lo que va de serie, Santos ha sido letal contra los zurdos, que apenas le compilan .186; en tanto los derechos le ven mejor la bola (.264).

La asignatura pendiente hasta ahora es el control, porque 32 boletos en 60.0 episodios significa que en un juego normal pone en bases a 4.80 por la vía fácil, lo cuál es pecado en una pelota tan ofensiva.

Dada la juventud, el orgullo de Quemadito Viejo puede superar ese aspecto. De lograrlo será mejor pitcher y con certeza, un ganador consistente en el beisbol cubano.

Por ahora el muchacho debe  seguir dando salidas de calidad que serán muy bien recibidas en la recta final de la temporada 60, en la cuál los Gallos miran con buenos ojos hacia la postemporada.

Gallos en su tercera mejor racha ganadora de todos los tiempos

Mendoza y Cepeda han vivido mejores rachas
Las victorias de 11x8 y 8x1 frente a Camagüey en la subserie más reciente, permitió igualar la tercera mejor racha ganadora de todos los tiempos de los Gallos en el beisbol cubano.  

La cadena de triunfos de ahora comenzó el 25 de noviembre en el Victoria de Girón de Matanzas, donde derrotaron en los juegos finales del duelo particular a Pinar del Río (3x1 y 6x1) y a continuación doblegaron a los Cazadores de Artemisa (6x1, 13x6), también en condición de home club.

Las otras alegrías fueron en calidad de visitantes en el majestuoso estadio Mayor General Calixto García y contra la representación de Holguín (14x2, 10x1, 7x6).

En el paso ganador el pitcheo trabaja para efectividad de 2.73, al permitir 24 limpias en 79.0 entradas, aunque en seis partidos han limitado a los rivales a dos o menos carreras por la vía merecida.

El trabajo desde el box se respalda con una descomunal ofensiva (.371) que totaliza 114 jits en 307 turnos y muy acertado despliegue defensivo, que apenas cometió cinco errores, de los cuáles cuatro llegaron en los cinco primeros choques de la seguidilla de alegrías.

Desde que los Gallos aparecieron en el panorama beisbolero la otra ocasión que lograron una racha de 9-0 fue en la Serie 58, en la que iniciaron con par de sonrisas sobre las Tunas el 11 de noviembre del 2018 en el Huelga, donde después barrieron a Industriales. El resto de los ganados se produjeron en el Sandino de Santa Clara (3) y el Mella tunero (1), en el que vieron roto el paso (7x3) el 24 del referido mes.

La mejor racha de los Gallos data de la XLV serie, en la que bajo el mando de Lourdes Gurriel eslabonaron 25 éxitos en línea, con quehacer colectivo de lujo y demostraciones brillantes del trio del terror formado por Yulieski Gurriel, Frederic Cepeda, Eriel Sánchez.

 
Aquel formidable paso, que quedó a dos picotazos de igualar el récord de Mineros (27), fue detenido por soberbia labor monticular de Yadel Martí en el Latinoamericano, el 7 de abril del 2006 (11x1).

Por coincidencias, y según mis archivos personales, otro 7 de abril, pero tres años después se deshizo la segunda mejor cadena exitosa de Sancti Spíritus (10-0), que comenzó el 27 de marzo en la XLIX temporada.

A una sonrisa de igualar esa marca están los Gallos de la temporada 60. Para lograrla deben imponerse el martes a  Guantánamo, el equipo más perdedor y sumido en un nefasto andar de siete descalabros continuos.

En teoría el momento dulce pudiera proseguir. Veremos que depara el terreno, donde volverán a estar Frederic Cepeda y Yunier Mendoza, protagonistas de todas las rachas triunfales de Sancti Spíritus.

Gallos andan en plan escoba

Los Gallos le aplicaron un escobazo a Camagüey en la subserie más reciente de la temporada 60 del beisbol cubano. Las dos victorias de fin de semana sobre los Toros (11x8; 8x1) se suma a lo hecho contra Holguín y Artemisa, a los que también barrió en los duelos más recientes.

Ese plan escoba ha dado siete sonrisas seguidas, que unidas a las conseguidas en los choques finales frente a Pinar del Río, dan una racha perfecta en nueve salidas.

Ese rendimiento consolidó a los espirituanos en el segundo puesto de la tabla de posiciones (35-21), a 1.5 de Granma (37-20), que lleva diez ganados en forma consecutiva.

A falta de siete subseries, los pupilos de Eriel Sánchez respiran con cierta tranquilidad, toda vez que sacan renta de 1.5 juegos sobre Las Tunas (34-23) y Matanzas (34-23). Ante los Leñadores dominan 2-0 en el duelo particular; mientras que a los Cocodrilos los despacharon 3-2.

Por detrás de los yayaberos también marcha Cienfuegos (33-24), con el que están igualados 1-1 y ante el que terminan el calendario en el 5 de Septiembre.

En puestos de play off aparece en estos momentos los combativos Huracanes de Mayabeque (32-25), que si pudo doblegar a los espirituanos en el match entre ellos por 3-2.

La zona de confort es cerrada por Camagüey (30-25) y Santiago de Cuba (30-25). Frente a esos rivales los Gallos necesitan una victoria para llevarse la serie.

Incluyo en este análisis la serie particular porque ganarla significa un partido de ventaja en caso de empate. Y sin dudas que a estas alturas y dada la paridad, ese aspecto marca diferencias.

En la puja por jugar la postemporada hay que colocar a Industriales (31-26), al que se aventajó 3-2; y los Vegueros de Pinar del Río (31-26), que si fueron mejores 3-2 en elbalance global.

Para el venidero enfrentamiento los espirituanos serán anfitriones de Guantánamo, el equipo más perdedor de campeonato (15-42) y que transita por un nefasto momento de siete tropiezos continuos. A priori, esa batalla se antoja de ideal para seguir acumulando rayas positivas en el camino hacia las cuartos de final.

viernes, 4 de diciembre de 2020

Gallos regresan a la valla después de 56 días

Los Gallos jugarán el sábado y domingo en el estadio José Antonio Huelga, de donde se despidieron el 8 de octubre, tras vencer dos veces a Ciego de Ávila (7x1 y 8x3). 

Luego de aquella jornada, los espirituanos emprendieron una gira en la que se combinaron los partidos que por calendario tocaban fuera, y aquellos que por razones sanitarias a causa de la covid-19 no se realizaron en la provincia.

De tal suerte, los pupilos de Eriel Sanchez estuvieron fuera de la valla durante 56 días, en los que celebraron 36 desafíos. Esa situación hasta hoy ningún otro elenco la ha vivido en la presente temporada.

A pesar del desgaste emocional que puede significar mantenerse tanto tiempo distante de los seres queridos, los Gallos se las ingeniaron para sacar excelente saldo (22-14). Dentro de ese paso ganador, lo más notable se registró en los desafíos más recientes, en los que suman siete sonrisas seguidas, a costa de Pinar del Río (2) y Artemisa (2) y Holguín (3).

Con ese rendimiento se afincaron en la tercera posición del campeonato (33-21), a 1.5 juegos del líder Granma y 0.5 con respecto a los matanceros, que marchan segundos. A falta de veinte partidos para el final del calendario, Sancti Spíritus aventaja a Las Tunas (33-22), Camagüey (30-23), Cienfuegos (31-24), Pinar del Río (29-23) y Santiago de Cuba (29-24).

Esas selecciones son las que hoy aparecen en la zona de play-off, donde Mayabeque (30-25) está fuera por apenas dos puntos en el promedio de ganados y perdidos, con respecto a los santiagueros.

La porfía por llegar a la postemporada también incluye a Industriales (29-26); mientras que Villa Clara (23-29) y   Holguín (24-31) después de ser barridos en la subserie más reciente parece que dijeron adiós.

En ese turbulento mar nadan con buenas brazadas los Gallos, que en el regreso a su cuartel general chocarán contra los Toros subcampeones, en lo que será el primer compromiso entre ellos.

Colectivamente los visitantes presentan en bateo, pitcheo y defensa una línea de .324 (2dos), 5.29 (11nos) y .972 (12dos); en tanto los espirituanos registran .302 (9no)-4.19 (3ros)-.970 (13ros), respectivamente.

En casa los Gallos presentan record de 10-7 y los dirigidos por Miguel Borroto lo hacen para 17-11. Lo más sensato sería una división de honores, que en términos globales beneficia a los dos contrincantes, aunque si los locales ganan dos veces, igualarán la racha de 9-0 que ostentan desde la serie 58, que es la tercera más importante de todos los tiempos.